Guía para elegir el Mejor Cigarrillo Electrónico

En este artículo vamos a hablar sobre los cigarrillos electrónicos disponibles en el mercado, que tipos hay y que tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir uno. Pero vamos a empezar desde el principio:

¿Qué es un cigarrillo electrónico?

Un cigarrillo electrónico, vapeador o vapo, es una alternativa real a los cigarros tradicionales de toda la vida. Consiste en un un dispositivo electrónico de mano que nos permite inhalar el vapor producido al evaporar los líquidos de su interior, imitando la sensación de fumar, incluso satisfaciendo las necesidades de nicotina del cuerpo, pudiendo controlar la cantidad inhalada hasta su completa eliminación si se deseara.. El uso de E-cigarrillos es comúnmente llamado vaping, debido a su producción de vapor en vez de humo procedente de la combustión. El uso y popularidad de cigarrillos electrónicos ha crecido a nivel mundial desde su introducción en el mercado hace más de una década. Aunque el primer cigarrillo electrónico de la historia fue patentado en 1965, su uso no fue prominente hasta aproximadamente 2003.

Guía para elegir el mejor Cigarrillo electrónico. 

Si aún tienes dudas acerca de cuál es el mejor cigarrillo electrónico para tus necesidades, vamos a exponer aquí los principales factores que debemos tener en cuenta a la hora de tomar esta difícil decisión.

Una de las primeras preguntas que debemos responder es la siguiente:

¿Por qué utilizar un cigarro electrónico frente al tradicional cigarrillo?

Los  cigarrillos electrónicos son una alternativa real al tabaco, cada vez son más los fumadores tradicionales que están dando el salto y cambiando éstos que son mucho menos perjudiciales.
los cigarrillos electronicos se usan para calentar un líquido, llamado e-líquido, que contiene una cantidad de nicotina controlada por nosotros, para así poder ir reduciendo la dosis que consumimos hasta eliminarla por completo, si queremos. Éste e-líquido, se calienta a través de la resistencia del cigarro electrónico y se evapora para nuestra inhalación.
En el siguiente artículo de nuestro blog exponemos más detalladamente todas las ventajas de vaporizar o vapear frente a fumar.

¿Cómo Funciona un Cigarrillo electronico?

Para entender mejor el funcionamiento de los cigarrillos electrónicos, es necesario conocer y entender las partes que los componen. De manera general se puede ver en la siguiente imagen:
Que es un cigarrillo electronico
Hay muchos tipos de cigarrillos electrónicos, con distintas formas, distintos parámetros de configuración y distintos claromizadores (donde está la resistencia y se introduce el e-líquido) pero el funcionamiento es esencialmente el mismo en todos.
La batería alimenta que la resistencia que hay dentro del claromizador y calienta el líquido que hay dentro del tanque, o e-líquido hasta su evaporación para que lo inhalemos por la boquilla.
Hay muchos tipos de líquidos diferentes, los hay ya preparados con las cantidades de nicotina fijas y otros que podemos preparar nosotros, combinando los sabores que queramos y la cantidad de nicotina deseada. Al principio siempre recomendamos un líquido que no haya que mezclar, ya que facilita y agiliza el proceso, cosa que se agradece a la hora de dejar el tabaco y cambiar a los cigarrillos electrónicos.

¿Qué tipos de Cigarrillos Electrónicos hay?

Los cigarrillos electrónicos se pueden dividir principalmente en tres tipos:

Cigarrillos Desechables o “Ciga-like”

Son cigarrillos electrónicos que cómo su nombre indica tienen cápsulas previamente rellenadas con e-líquido y son desechables, son los más fáciles de usar, rápidos y no manchan. Son los más recomendados para los que se están iniciando en los cigarrillos electrónicos y no quieren andar mezclando líquidos ni rellenando claromizadores. Uno de los cigarrillos electrónicos más famosos dentro de este sector es el IQOs de Philiip Morris, en este caso, en vez de vaporizar un líquido, el cigarrillo electrónico calienta una especie de tabaco para inhalarlo en forma de vapor.

eGo o Kits de Inicio

Son cigarrillos electrónicos para los usuarios que están iniciándose en el vapeo, parecido a los desechables pero en este caso, el usuario rellena el tanque con e-liquido a su gusto, con los sabores que más le gusten y pudiendo regular la cantidad de nicotina. Por lo general no hace falta tener grandes conocimientos acerca de cigarrillos electrónicos para usarlos ya que no hay que configurar ningún parámetro ni tienen piezas complejas intercambiables.  

Si queréis saber más acerca de estos cigarrillos electrónicos os recomendamos que leais nuestro artículo de los mejores kits de inicio al Vapeo

Mods o cigarrillos electrónicos de potencia variable

Son los cigarrillos electrónicos más complejos que hay, son adecuados para vapeadores con experiencia y que quieren sacar el máximo rendimiento de su cigarro electrónico. En ellos generalmente se pueden configurar parámetros como el voltaje, la temperatura o el amperaje que mandamos a la resistencia. Suelen estar alimentados de baterías tipo 18650 intercambiables, algunos disponen de una sola batería y otros con más potencia pueden llegar a tener hasta 4 baterías. Usar este tipo de cigarrillos electrónicos puede ser peligroso ya que podemos mandar demasiado voltaje a la resistencia del claromizador, o calentar la batería en exceso y puede llegar a explotar, por eso se recomiendan solo para vapeadores que saben lo que hacen. Los mod más conocidos son el Vaporesso Armour Pro, en Eleaf iStick Pico y el potente Smok Alien 220W, mencionados más arriba.

¿Qué es un Claromizador y qué tipos hay?

En muchos de los cigarrillos electrónicos hemos hablado de claromizadores, pero, ¿Sabemos qué es?
El claromizador es el pequeño tanque donde introducimos el e-líquido en los cigarrillos electrónicos. Generalmente están compuestos de un pequeño tanque, una resistencia para calentar los líquidos y una entrada de flujo de aire. Hay muchos tipos diferentes de claromizadores pero podemos resumirlos principalmente en tres categorías, MTL, de sus siglas en inglés “Mouth to Lung”, DTL, de sus siglas “Direct to Lung”, también conocidos como Sub-ohm y por últimos los RTA, dependiendo de cómo queramos inhalar el vapor producido por nuestro cigarrillo electrónico. Es importante destacar que independientemente del tipo de uso que le demos a nuestro vapeador, el claromizador que compremos tiene que tener el mismo tipo de conexión que nuestra batería por lo que es lo primero que debemos tener en cuenta antes de tomar cualquier decisión.
MTL: Estos claromizadores han sido diseñados para imitar en lo máximo posible la experiencia de fumar un cigarrillo tradicional, vapear a través de ellos supone dos fases, llenar la boca de vapor y mandarlo a los pulmones. Estos tanques son la elección para perfecta para los que estéis haciendo el cambio de tabaco a un cigarrillo electrónico. Para obtener lo máximo de estos tanques debemos usar e-líquidos de baja viscosidad.

>Sub Ohm: Estos claromizadores, al contrario que los anteriores, están diseñados para aspirar el vapor y mandarlo directo a los pulmones en un solo paso. Este otro tipo de inhalación de vapor se asimila más a la de un vaporizador o un Bong.
Se llaman así debido a que la resistencia de su filamento es inferior a 1 ohm, con esto se consigue nubes de vapor más densas, un vapor con más sabor y a una temperatura un poco mayor. Por lo general, estos claromizadores tienen flujos de aire mayores, por lo que lo ideal es usar e-líquidos con una viscosidad superior para que no haya pérdidas.

RTA: Son claromizadores que pueden ser reconstruidos y modificados a gusto del usuario, de esta manera podemos elegir el tamaño del tanque, el filamento que queremos, etc. Debido a su complejidad y gran variabilidad se recomienda que los usen vapeadores con experiencia. Una de las ventajas de usar los RTA es para los que usan el cigarrillo electrónico mucho, pueden comprar las resistencias y los algodones en lotes grandes, y ahorrando, en vez de comprar módulos pre-montados.

Advertencias e Inconvenientes de los Cigarrillos Electrónicos

Lo primero que queremos dejar claro aquí es que los cigarrillos electrónicos no son sanos. Debemos evitar su uso siempre que sea posible y nunca empezar a usarlos si no hemos sido fumadores antes

Una vez dicho lo anterior si que pensamos que los cigarrillos electrónicos son una gran alternativa, ni no la mejor, para los fumadores habituales que quieren dejar el hábito por diversas razones. En este caso sí que consideramos que son útiles. Si quieres indagar más en las ventajas que tiene vapear frente a fumar, te recomendamos que leas este artículo que publicamos unos meses atrás.

Aquí vamos a enumerar los distintos inconvenientes que puede tener usar esta alternativa al tabaco:
1- A pesar de que la mayoría de estudios demuestra que no existe peligro con su uso, vemos que no existen estudios prolongados en el tiempo para saber si se trata de un producto totalmente seguro aunque estén recomendados por la comunidad médica en algunos países como recurso para dejar de fumar.

2- Usarlo con cantidades de nicotina superiores a la que estamos acostumbrados a consumir puede hacer que aumente nuestra adicción. También hay que tener en cuenta que lo peor de fumar es la combustión y la cantidad de sustancias nocivas que inhalamos, circulan muchos mitos acerca de la nicotina que no son ciertos.

3- La dosificación, normalmente cuando fumamos, encendemos un cigarrillo y lo consumimos hasta que acaba y dejamos de fumar durante un rato, en cambio con los cigarrillos electrónicos tenemos el inconveniente de que no se acaban tan rápido ya que un tanque lleno suele dar para aproximadamente 200 caladas por lo que debemos usarlo solo cuando sintamos la necesidad de nicotina y no acostumbrarnos a usarlo siempre que lo tengamos en la mano.

4-  A no ser que usemos un cigarrillo de cartuchos desechables como el JUUL, el MyBlu o el IQOS, tendremos que mezclar nuestros E-líquidos en casa y calcular la dosis de nicotina que queremos usar. Esto puede resultar un poco engorroso y aburrido de hacer cada vez. Otro factor que puede ser ventajas para algunos y desventaja para otros es la gran cantidad de sabores y líquidos para vapear diferentes que tenemos para elegir. aquí os dejamos los que para nosotros son los mejores.

5-  Los cigarrillos electrónicos por norma general requieren de un manteniemiento y una limpieza que no tienen los cigarrillos tradicionales, tendremos que acostumbrarnos a esto e incluirlo en nuestro hábitos del día a día.

6 – Debemos tener en cuenta que Vapear es diferente a fumar, muy diferente, y es muy probable que al principio no saciemos nuestra necesidad de tabaco pero si queremos dar el paso y cambiarnos a los vapeadores, debemos ser constantes y no fumar cigarrillos.

Por último añadir, si habéis probado los cigarrillos electrónicos, nos encantaría que dejarais vuestra opinión en los comentarios abajo y si os ha resultado útil la información, que nos ayudéis a compartirla y así luchar por un mundo sin humo!